Un paseo por la Semana Santa parte 6 – traicionado por un amigo

¿Alguna vez ha sido traicionado por un amigo o miembro de la familia? Hasta una promesa rota duele. Alguien de su confianza hace algo que es totalmente opuesto a su carácter – o lo que tu piensas.

Eso es lo que le sucedió a Jesús – y él sabía lo que iba a suceder.
Después de exponer todas estas cosas [las prediciones del fin del mundo], Jesús les dijo a sus discípulos: “Como ya saben, faltan dos días para la Pascua, y el Hijo del hombre será entregado para que lo crucifiquen.”

Se reunieron entonces los jefes de los sacerdotes y los ancianos del pueblo en el palacio de Caifás, el sumo sacerdote, y con artimañas buscaban cómo arrestar a Jesús para matarlo. “Pero no durante la fiesta —decían—, no sea que se amotine el pueblo. ” (Mateo 26:1-5)Esa noche, Jesús y sus discípulos estaban en la casa de un seguidor, una mujer entró y derramó un perfume caro sobre la cabeza de Jesús. Sus discípulos rápidamente comentó:
Al ver esto, los discípulos se indignaron.
   “¿Para qué este desperdicio?” dijeron. “Podía haberse vendido este perfume por mucho dinero para darlo a los pobres.” Consciente de ello, Jesús les dijo:
“¿Por qué molestan a esta mujer? Ella ha hecho una obra hermosa conmigo. A los pobres siempre los tendrán con ustedes, pero a mí no me van a tener siempre. Al derramar ella este perfume sobre mi cuerpo, lo hizo a fin de prepararme para la sepultura. Les aseguro que en cualquier parte del mundo donde se predique este evangelio, se contará también, en memoria de esta mujer, lo que ella hizo.” (Mateo 28:8-13)Judas Iscariot

Judas – el nombre de hoy en día se asocia con un traidor. Judas era el tesorero de los discípulos – el que llevaba la bolsa de dinero – y él era codicioso. Él vendió a Jesús por 30 monedas de plata. Se fue a los sumos sacerdotes y les preguntó: “¿Qué estás dispuesto a darme, y yo lo entregaré a usted?” (Mateo 26:14)
 
(Nota: el Evangelio de Juan tiene a Judas haciendo el comentario del perfume muy caro, también indica que Judas robaba de la bolsa de dinero (Juan 12:4-6.)

Durante la Última Cena, Jesús acusa a Judas:
Al anochecer, Jesús estaba sentado a la mesa con los doce. Mientras comían, les dijo:

“Les aseguro que uno de ustedes me va a traicionar.”

 Ellos se entristecieron mucho, y uno por uno comenzaron a preguntarle: “¿Acaso seré yo, Señor?”

“El que mete la mano conmigo en el plato es el que me va a traicionar,” respondió Jesús. “A la verdad el Hijo del hombre se irá, tal como está escrito de él, pero ¡ay de aquel que lo traiciona! Más le valdría a ese hombre no haber nacido.”

“¿Acaso seré yo, Rabí?” le dijo Judas, el que lo iba a traicionar.

“Tú lo has dicho” le contestó Jesús. Al siguiente encuentro: Jesús se humilla

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s